La ofensiva Avanzabus (o La forja de un monopolio)

Posted by on 12/03/2012
Kindle

El denominado Grupo Avanza, o Avanzabus para los amigos, monopoliza, desde hace años, el transporte interurbano de viajeros que conecta, con Madrid, todo el oeste español -desde Pontevedra hasta Huelva- más lo que podríamos llamar el “Levante próximo”, o sea Valencia y alrededores.

Avanza es una de las asociaciones empresariales más agresivas del sector transportes, empezando por su presencia en internet, arrolladora como una invasión e ineludible como un asedio, y terminando por su codiciosa política expansionista, que el lector curioso puede comprobar en este enlace cuyo subtítulo debería ser La forja de un monopolio; un monopolio, en efecto, de concesiones que ha supuesto, como suele suceder, un paulatino e implacable empeoramiento de la oferta, la calidad, la frecuencia y el precio del transporte público para millones de usuarios (según datos del propio Grupo) que no tienen más opción que usar los servicios de Avanza.

Así, a medida que han ido desbancando a la competencia, han eliminado trayectos o rutas enteras, reducido horarios e incrementado los precios, que en ocasiones llegan al más completo absurdo; por ejemplo: el billete Madrid-Mérida cuesta en torno al doble que el Madrid-Zafra, a pesar de que esta última ruta, bastante más larga, pasa -¡qué cosas tiene la vida!- por Mérida y hace parada allí. ¿A quién le cabe esto en la cabeza? Desde luego, el viajero bien informado la dirá a la taquillera: “¿Me da usted, por favor, un billete a Zafra? Es que voy a Mérida, ¿sabe?” Pero no se preocupen: ya se encarga la empresa de que el viajero no esté bien informado.

Con todo, lo que resulta intolerable, un verdadero atentado contra la sufrida ciudadanía rural, es el último ataque de la ofensiva Avanzabus: y es que, desde hace unos meses, ya no pueden adquirirse los billetes a bordo. Por increíble que parezca, los conductores ya no despachan pasajes; así que, en las numerosas localidades del excesivo “territorio Avanza” cuya estación o parada de autobuses no tiene taquilla (o ésta está cerrada), todo usuario que quiera abordar el autocar tendrá que haber comprado el billete antes por internet; lo cual, encima de costar 2‘5 € extra por pasaje (como es la moda “online”), resulta poco menos que inviable para un gran sector de la población que ya no puede adaptarse a la “cultura internet”, o costearse ordenador y conexión.

De este modo, la España menos urbana se queda cada vez más incomunicada, a pesar de que el transporte de viajeros está millonariamente subvencionado justo para -en teoría- prestar dicho servicio esencial (que, de otro modo, resultaría deficitario). Por eso, de este empeoramiento yo culpo no sólo a Avanzabus (que, al fin y al cabo, no son más que unos accionistas tratando de rentabilizar su dinero) sino, sobre todo, a las Administraciones Públicas que recaudan y gestionan nuestros impuestos, que otorgan las concesiones de transporte, aprueban las subvenciones, y al mismo tiempo le permiten al Grupo Avanza hacer, de su capa, un sayo.

Como siempre, los perdedores de la monopolización salvaje son los usuarios más indefensos. Y, ahora, que me vengan con cuentos sobre medidas para fijar al campo a la población rural.

.

6 Responses to La ofensiva Avanzabus (o La forja de un monopolio)

  1. Julio

    El grupo Avanza, ¿no era una empresa pública hace poco?

    • The Pabster

      No lo sé. Pero si lo es, bastará con borrar una frase del artículo para que siga siendo válido.

  2. Roberto García

    He utitlizado la linea Valencia-Madrid, recientemente y es increíble… Un autobus cada hora y el trayecto en 4 horas, a un precio mas o menos razonable, comparado con los … del AVE.
    No dudo que será a costa de putear el servicio a pequeñas localidades.
    En la vida hay que ser ante todo profesionales y no se puede permitir que los profesionales del dinero, se antepongan a los profesionales del transporte.
    Respecto a las administraciones públicas, representan a los grupos de poder factico, y ahí si que tenenos lo que nos merecemos.

    • The Pabster

      Gracias por tu comentario.

      Sí, sin duda el trayecto Valencia-Madrid debe ser bastante rentable. He ahí el problema: enfocar la empresa sólo desde el lado de la rentabilidad, cuando está recibiendo enormes subvenciones para dar servicio también a los pueblos y capitales menos importantes. Por ejemplo, desde Madrid, el trayecto a Badajoz es sólo un 7% más largo que a Valencia, pero casi un 30% más caro. No es proporcional.

      Pero lo que clama al cielo es que en los pueblos ya no podamos comprar el billete al conductor y tengamos que hacerlo por internet.

  3. EMILIO

    Regento una cafeteria en la estacion de autobuses de un pueblo de Badajoz.Vendemos billetes para todas las empresas menos para Avanza.
    Despues de llamarlos varias veces en los ultimos meses todavia no me han contestado(vamos que me ignoran) ni si quiera para explicarme cual es el motivo de su incompetencia.
    Asi que pido “socorro” para ver si alguien puede indicarme el camino a seguir para demandar u obligar a esta “empresa” a que almenos de un servicio acorde a las subvenciones que recibe para con sus clientes.

    • The Pabster

      Hola. Gracias por escribir aquí. Me alegro de que hayas llegado hasta mi blog.

      Por desgracia, el sistema comercial de Avanza es, como digo, muy agresivo; salvajemente capitalista: ellos sólo quieren que se compren los billetes a través de internet para cobrar la comisión, para tenerlos vendidos por adelantado y, en fin, para ahorrarse costes y generar beneficios con las subvenciones públicas que reciben para dar servicio a los clientes.

      La Administración no creo que te haga caso, salvo que haya una ley que les obligue a vender billetes a través de cafeterías, que lo dudo. Sólo se me ocurre que intentes escribir una carta a los periódicos. Si te la publican, puede dar resultado. A mí ya me publicaron una respecto a este tema en El periódico de Extremadura. Cuanto más presión hagamos los “perjudicados” a través de los medios de comunicación, más posibilidades tenemos de que el servicio mejore. Creo que no hay otra alternativa.

      Suerte y un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.