Western Union: prácticas fraudulentas

Posted by on 06/03/2014
Kindle

wuxSi estás pensando en enviar dinero a través de Western Union, ¡CUIDADO! Puede convertirse en una trampa indignante. De hecho, en un timo muy sutilmente diseñado.

Digamos, por ejemplo, que quieres enviar 300 € a Alguien que vive en Paisextranjero. Vas a la web de Western Union y haces clic en su enlace “enviar dinero ahora”. Buscas Paisextranjero en el desplegable de países, rellenas los campos del formulario, eliges el servicio “dinero en minutos” y, tras proporcionar los datos de tu tarjeta bancaria, completas la transacción. Aquí es donde empieza la fiesta.

Lo primero que hace Western Union, antes que ninguna otra cosa, es adeudar el cargo en tu tarjeta, los 300 € más el coste del servicio; y sólo después hacen ciertas comprobaciones TOP SECRET… tras las cuales te devuelven un mensaje algo así como: Nuestro sistema no ha autorizado su envío, y alegremente te sugieren que intentes enviar el dinero otra vez. ¡No lo hagas!: volverán a hacerte el cobro en la tarjeta, pero desautorizarán de nuevo el envío.

Puesto que al cliente-victima no le proporcionan As ninguna información sobre las razones para no autorizar el envío, yo llamé a su número de atención al cliente, y el empleado me dijo: lo sentimos, pero no tenemos el servicio ‘dinero en minutos’ para Paisextranjero. Pero en ese caso, si su web te deja pagar un servicio que luego no suministran, a eso se le llama engaño. Western Union debería eliminar la opción ‘dinero en minutos’ para aquellos países donde no facilitan ese servicio; pero, en vez de eso, te lo dicen sólo tras cobrarte el dinero de la tarjeta (y únicamente si llamas a atención al cliente). Pero, como verás si sigues leyendo, hacer el cargo en tu tarjeta es precisamente lo que quieren.

Así que le pregunté al empleado: “Entonces, ¿cómo puedo enviar dinero a mi amigo Alguien, que vive en Paisextranjero?” Le puede hacer una transferencia online con Western Union a su cuenta bancaria, contesta. “¿Está seguro de que eso funcionará?” Totalmente seguro, señor: una transferencia a una cuenta bancaria sí se autorizará. “¿Y qué pasa con el cargo que ya han hecho Vds. en mi tarjeta?” ¡Oh!, no se preocupe, señor: se lo devolverán entre tres y cinco días laborables.

Entonces el ingenuo cliente-víctima repite el proceso, salvo que esta vez elige la opción “transferir el dinero a una cuenta bancaria”. ¿Pero qué ocurre? Que Western Union te hace un nuevo cargo en la tarjeta para devolverte de nuevo al lugar de partida: “envío no autorizado”, y te sugiere que intentes enviar el dinero por tercera vez.

Aquí es cuando ya empiezan a entrarte ganas de estrangular a alguien. Les llamas otra vez a su atención al cliente, te quejas y les preguntas por qué esta vez tampoco han autorizado el envío, pero ahora te darán la respuesta más insultante que se haya podido inventarLo sentimos, pero por razones de seguridad, para SU protección, no podemos ‘divulgar’ esa información. ¿¡Qué coño!? No estás pidiéndoles que “divulgen” nada; sólo quiere saber por qué te llevan ya cargados más de 600 € en la tarjeta y Western Union no va a enviar ni un céntimo al destinatario. Pero si insistes en que te den explicaciones, el empleado empezará a comportarse como un autómata, repitiendo una y otra vez: para su seguridad, no podemos divulgar esa información, señor; y entonces te rindes, porque te das cuenta de que es inútil hablarle a un robot.

Western Union nunca te dará ninguna información en absoluto sobre el motivo de rechazar tu envío; pero lo que es más importante, no serán capaces de explicar por qué verifican-desautorizan la transferencia DESPUÉS de adeudarte la tarjeta bancaria, en lugar de ANTES. ¿Por qué diablos no comprueban lo que tengan que comprobar antes de hacerte el cargo, y no después? Ni siquiera mi fantasía es capaz de concebir una razón para no llevar a cabo sus malditas verificadiones Top Secret previamente a darte la opción de continuar con la operación. Pero, como leerás pronto,  aquí es donde se esconde el fraude.

Después de ocurrirme esto, escribí una queja en el muro de Facebook de Western Union. Su encargado me respondió con celeridad, pero su contestación fue tan amable como inservible. A lo largo del “diálogo” que se estableció entre ellos y yo en su muro, les pedí hasta tres veces que me dieran una explicación creíble, que no ofendiese mi inteligencia, para no hacer sus comprobaciones ANTES de adeudar las tarjetas de sus víctimas. Pero las tres veces ignoraron por completo mi pregunta, exactamente igual que si no la hubiese escrito. Pocos días después, eliminaron todo rastro de esa conversación en su muro, para que nadie pudiera leerla.

También escribí a su departamento de atención al cliente, haciéndoles tres preguntas:

P 1: ¿Por qué no autorizaron mis envíos, si Vds. ya habían hecho el cargo en mi tarjeta y tenían el dinero asegurado?
R 1: Por razones de seguridad, no podemos divulgar esa información, etc.

P 2: ¿Por qué no desautorizan el envío antes de adeudar los 300 € en mi tarjeta? Sin respuesta. Pregunta ignorada.

P 3: ¿Cuándo me devolverán el dinero a la tarjeta?
A 3: ¡Oh!, pregunte a su banco. Debería obtener una devolución total en diez días laborables.

Un mes después de adeudarme 600 € en la tarjeta bancaria, Western Union no ha realizado el envío ni me ha devuelto el dinero.

Así es como funciona su estafa: Western Union carga la tarjeta de la víctima y luego desautoriza el envío. El banco emisor de la tarjeta retiene el dinero todo el tiempo que le dé la gana, con lo cual obtiene crédito gratis por valor quizá de algunos millones, y Western Union se lleva una comisión por hacerles este “pequeño favorcillo” a los bancos. (Echa las cuentas: si desautorizan mil o dos mil transferencias diarias en todo el mundo, el crédito gratis que pueden obtener es del orden de las seis cifras.)

Además, cuando Western Union te remite a tu banco para el tema de la devolución, están echando balones fuera. No se trata de un asunto entre el cliente y su banco, sino un asunto entre la víctima y Western Union. Es esta compañía la que ordena el adeudo en tu tarjeta, y por tanto ellos tienen la obligación legal de responder por el dinero retenido a consecuencia de una operación que, para colmo, han rechazado por razones que ni siquiera te explican.

Y así es como Western Union le pone la guinda al pastel: Cuando comprendes este engaño, tal vez se te ocurra denunciarlos o pleitear contra ellos; pero cuando te pones a buscar quiénes son en realidad, y dónde tienen su sede social, resulta que la tienen en el apartado postal 7850 de Atenas, Grecia.

¡Grecia! Esos bandidos de Western Union tienen su sede social en Grecia, sin representación legal alguna en tu propio país. No tienes la más mínima posibilidad de emprender acciones legales contra ellos en Grecia. El cliente-víctima está por completo indefenso.

Así es Western Union: una empresa deshonesta. Un fraude. Una estafa impune.

2 Responses to Western Union: prácticas fraudulentas

  1. maria

    Hola al final te han devuelto el dinero????? Me paso lo mismo el dia 6 de este mes….

    • The Freelander

      Sí, me lo devolvieron al cabo de un mes. Pero otro que intenté mandar y que también falló por causa de ellos sólo me devolvieron el dinero, mas no la comisión. ¡Panda de ladrones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.