Crecimiento económico

Posted by on 07/04/2012
Kindle

.

Es física y matemáticamente imposible crecer de forma indefinida en un sistema finito y aislado. Y el planeta Tierra lo es. Cualquier subconjunto de tal sistema sólo puede crecer a costa de los otros elementos. La expresión “crecimiento sostenible” es una falacia y una contradicción en los términos. Ningún modelo económico o social, ninguno, que no pase por abandonar el objetivo del crecimiento puede ser compatible con la igualdad, la solidaridad, la paz, la justicia social, la conservación de los recursos, el respeto a la naturaleza o a la vida, la libertad u otro ideal alguno de semejante índole que pretenda ser perdurable.

Y esto no es sociología, política ni filosofía. Es termodinámica.

Corolario: ya va siendo hora de dejarnos de tonterías.

.

10 Responses to Crecimiento económico

  1. Gustavo Valderrama R

    La economia siempre ha planteado que es una ciencia en donde los indivuos enfrentan disyuntiva frente a la escvacez, es decir, hacer mas de algo tiene un costo de oprotunidad y es el valor a lo que se renuncia o se sacrificia. Aún asi el crecimiento ha sido sostenible, hay q entender q por sostenible no se habla de Alicia en el Pais de la maravillas, se habla de tener tasas de crecimiento positivas, tanto de PIB real como del PIBpercapita y Ptrodcutividad media x trabajador ocupado q sometidas a una tasa de compuesta hace maravillas en el largo plazo.
    La economia no es una ciencia exacta es la ciencia q estudia y trata de entender como interactuan 7 mil millones de personas en busqueda de su propio interes y beneficios. Ojo con las interpretacion como termodinamico te aconsejo definir desde tu perspectiva tus apreciaciones para poder entender tu razonamiento en este caso “Crecimiento Sostenible”.
    Finalmente los recursos son limitados y la materia no se crea ni se destruye, pero el desarrollo tecnologico la transforma haciendo posible obtener mucho mas con mucho menos.

    • The Pabster

      Gracias por tu aportación; aunque, para futuros comentarios en este blog, te rogaría que escribieras de manera más inteligible, que revisaras la gramática y que evitaras abreviaturas propias de un SMS. Al fin y al cabo, este pretende ser un blog literario. Respetemos las formas.

      Por lo demás, creo que, como suele decirse en lenguaje jurídico, “las alegaciones realizadas no desvirtúan los hechos denunciados”. Tomo nota de tu erudición en el lenguaje económico, pero recuerda que la estética de una argumentación no tiene nada que ver con su rigor. Lo que comentas no contradice a lo que yo afirmo, y mucho menos en el largo plazo, como mencionas. Dices que “el crecimiento ha sido sostenible”, pero lo que ha sido es “sostenido”, que no es lo mismo. Desde el inicio de la historia de la humanidad hasta nuestros días el crecimiento ha sido, en efecto, sostenido porque no hemos alcanzado aún una proximidad crítica al agotamiento de los recursos. Pero eso no significa que sea sostenible; es decir, que se pueda sostener (indefinidamente, se entiende). Fíjate bien en que yo hablo de valores “perdurables”. No confundamos, pues, sostenible con sostenido. Ninguna definición económica de PIBs, tasas o productividades podrá modificar ni un ápice la verdad termodinámica de mi pequeño aforismo: es imposible que todas las naciones sigan siempre creciendo económicamente.
      Digo “termodinámica” y digo bien (si se es capaz, claro, de comprender la licencia poética que empleo) puesto que la termodinámica es la rama de la física que estudia los estados de equilibrio. Pero no hay, ni puede haber, un equilibrio perdurable que se pueda compatibilizar con un constante crecimiento (sostenible o no). Tarde o temprano, las sociedades se verán obligadas a abandonar una de dos: o bien la prédica del crecimiento, o bien la del bienestar universal. Y me temo que abandonarán la segunda mucho antes que la primera, aunque yo no vaya a vivir para verlo; serán nuestros descendientes, los hijos y nietos a los que tanto decimos amar, quienes sufran las consecuencias de nuestro egoísmo y nuestra ceguera.

  2. Gustavo Valderrama R

    Estimado Pabster, me disculpo por haber utilizado tu blog sin haber prestado la debida atención en la forma gramatical de mi escritura (cosa que te reconozco y me disculpo). Ahora bien, en cuanto al fondo de tu argumento. Sostenible visto desde tu apreciación parecería que lo utilizas como un término sobre el cual conoces cuando y como acaba, cosa que: 1. desconoces. 2. Si tan solo agregaras un “Ceteris Paribus” en tu argumento cambiaria mucho la debilidad de tus conclusiones. 3. El Largo Plazo en términos económicos es un período en donde todos los recursos son variables porque incorpora avances tecnológicos, incorpora habilidades empresariales, capital humano y acervo de capital físico. Te doy varios ejemplos: que pasaría si se da un invento que un carro habitual solo necesita 1 gota de combustible por cada 1000 Km. O que en una hectárea de tierra se pueda sembrar millones de quintales de cualquier grano. O que se inventa un nuevo generador de luz solar tan eficiente como las hidroeléctricas 4. Hemos sido sostenibles en crecimiento mientras ha durado nuestra existencia.
    Sí, es cierto, cada día se discute tu gran descubrimiento, sobre el agotamiento de los recursos y la posibilidad de darle respuestas a toda la población a esa tasas de crecimiento. Lo Chinos no son bobos ni termodinámicos y hace muchos años implementaron una politica de solo 1 hijo por familia, porque sabían que la tasa de crecimiento de la población representaba un problema INSOSTENIBLE. Thoma Malthus en 1820 publica An Essay on the Principle of Population, donde advierte que la población crece en proporción geométrica y los alimentos lo hacían en proporción aritméticamente, hasta que los avances tecnológicos nos han enseñado a transformar la materia logrando nuevamente incorporar un crecimiento sostenible en el tiempo de manera permanente y mientras nuestra existencia sea real .
    Concluyendo:
    1. No has descubierto el agua caliente (Puedes ver The Crash Courses – Chris Martenson, que es un Dr de Duke University).
    2. Te equivocas al pensar que la economía es la ciencia que solo se ocupan los Ministro de economía o Comercio de cualquier país, en donde solo hablan de déficit, tipo de cambio, bolsa, de crecimiento, inflación o desempleo. La economía es un campo de estudio, en donde se realizan experimentos al igual que un físico solo que lastimosamente es difícil tener un laboratorio para llevarlo a cabo, porque estudiamos la interrelación humana en el día a día. Aun así si vas a las principales Universidades del mundo económico Harvard, MIT, UCLA, Cambridge, Oxford, Cambridge, Torcuatto, Catolica, etc te darás cuenta q es una ciencia en constante experimentación sobre como toma decisiones, como interactua y como funciona como un todo el mundo humano, estudian años de años respuestas a cosas como: la teoría de los incentivos, planeación estratégica, decisiones simultaneas, pobreza, desnutrición, medio ambiente, agotamiento de recursos, productividad, comoercio internacional, subastas, políticas económicas, bienestar del consumidor, costo de oportunidades, externalidades, estructuras de mercado etc, etc, etc.
    3. Tus conclusiones no son malas solo que me da la impresión que están basadas en muy poca información, te sugiero que sigas leyendo, para que tus argumentos que hoy son muy subjetivos terminen siendo verdaderos argumentos resultante de un análisis positivo.

    Saludos y Gracias

    • The Pabster

      My querido Dr. Ciencia: me está pareciendo que, para manejar unos argumentos tan deslavazados, te gastas una ironía y una suficiencia un pelín más impertinentes de la cuenta, sobre todo si se está de visita. Entiendo tu obsesión por la originalidad, pues es una ambición compartida por mucha gente; pero hace tiempo que yo dejé de intentar alcanzarla, cuando comprendí que se trataba de una meta muy poco original. Si tuviéramos que esperar a poder decir algo nuevo para justificar un comentario en internet, quizá ni siquiera tú podrías escribir nada. Y en cualquier caso, volviendo a lo que nos atañe, una mente despierta habría ya comprendido que, si algo quisiera haber de original en mi pequeño teorema, no sería -desde luego- su premisa mayor, sino su conclusión. Por otra parte, no estoy muy seguro de qué es lo que, con tan doctas expresiones, estás tratando de refutar, puesto que tú mismo admites que el problema del agotamiento de los recursos se debate al más alto nivel imaginable; y más parece que mi texto ha sido, para ti, sólo un pivote sobre el que articular tus conocimientos en una materia que poco tiene que ver con lo que digo. De hecho, mi afirmación es -como insinúas- tan simple, una verdad tan obvia y elemental en el mundo newtoniano por donde nuestras existencias se arrastran, que cualquier intento por rebatirla me resulta, cuando menos, sospechoso. Podrá debatirse sobre la filosofía o la ética a que apunta lo que he escrito, pero ¿negar la imposibilidad del crecimiento perpetuo? No sé yo cuál de los dos está más necesitado revisar su información.

      Así que hablamos de “carros” con un consumo virtualmente nulo, cosechas de producción virtualmente infinita y generadores de energía virtualmente inagotable, ¿no? ¡Hombre, si tales fueran posibles..! Y si mi abuela tuviera ruedas, ¿qué sería?, ¿una bicicleta? Seamos sensatos y tratemos de ajustarnos a los límites que imponen las matemáticas y la física (que, en cuanto ciencias, creo que le llevan un palmo de delantera a la economía); también a los límites de la realidad y la lógica: a efectos prácticos, vivimos en un mundo -como digo- puramente newtoniano y cartesiano; no existe el crecimiento perpetuo. Punto. Ya pueden estudiar los economistas externalidades (¡Dios mío, lo que hay que escuchar!) y tratarlas en Torcuatto jartándose, entre conferencia y conferencia, a gambas y Lambrusco; pero eso no impedirá que hasta en la sucesión más modesta la suma de sus términos se dispare hacia el infinito salvo que éstos tiendan a cero; y no es tal (reducir el crecimiento a cero) la aspiración de gobiernos, naciones, economistas o economías. “Crecimiento” es, al menos en occidente (que es desde donde yo hablo y hacia donde yo hablo), la meta universal, la palabra clave, el patrón de todas las cosas, la promesa de los políticos, la aspiración “por defecto”, la referencia de toda estadística, etc. De aquí -dicho sea de paso- que algunos grupos más modestos, con tendencias ligeramente ecologistas, hayan inventado lo del crecimiento sostenible, esa gran contradictio in terminis (ya que hablamos de ceteris paribus).

      Por cierto: ¿qué te hace creer que pienso que la economía es la ciencia de que sólo se ocupan ministros, etc? No sólo no he dicho nada que pueda sugerir tal idea, sino que ni siquiera estoy seguro de conceder, en mi fuero interno, a la economía el status de “ciencia”. No rebatas lo que yo no afirmo porque, entonces, no acabamos nunca.

      En fin: los casos como el tuyo son, tal vez, la prueba más contundente del corolario que extraigo de mi teorema. Nos aferramos de tal modo a los valores que nos han inculcado y al modo de vida que conocemos, que estamos dispuestos a depositar la fe más ilimitada (e injustificada) en la llamada “tecnología” con tal de no bajarnos del -ahora sí- carro. Resumiendo: tu intención no es mala, pero te sugiero que no leas tanto (el exceso de información suele ser indigesto) y, a cambio, medites un poco más sobre lo que lees, para no arremeter contra odres de vino.

  3. Gustavo Valderrama R

    jajajajaja excelente manifestación de insatisfacción. Pero no te lo tomes tan en serio. Así es la tecnología nos abren nuevos horizontes, y nos permite participar “mercenariamente” en blogs Públicos/privados.
    Pero aunque podrás sentirte ofendido por tu subjetiva conclusión sobre mi ironía, lo importante es que me has permitido opinar abiertamente sobre tus creencias.
    Sobre lo que manifiestas sobre la abuela en bicicletas y las ruedas, te digo que no sean tan “agnósticos”, por ejemplo grandes palpables eventos han ocurrido desde 1970 a hoy. Si alguna vez pudiste observar dibujos animados de Dick Tracy él hablaba por su reloj (hoy es una realidad con los celulares), el internet que nos permite comunicarnos, y tantos avances que cada día nos hacen mejorar nuestras condiciones de vida y porque no? Sostenible.
    Si tan matemáticos eres quiero que me digas cual es la raíz cuadrada de 2, o me resuelvas el misterio de Pi, mientras no descubras eso no tendrás las respuestas del complejo universo de la Termodinámica, que de tanto de jactas. Los matemáticos son brillantes, pero no pueden comunicarles a las personas no tan matemáticas, porque es importante las derivadas, los logaritmos, las ecuaciones diferenciales, y como las personas la utilizan diariamente para tomar decisiones a eso le incluyes decisiones humanas que cambia junto al entorno. Esa es la finalidad de los economistas, somos interpretes del mundo “ilegible” de los matemáticos y se lo llevamos a modelos reales a las personas para que entiendan el porqué de las cosas.
    No lo tomes a mal, sigamos debatiendo, estoy dispuesto aprender enséñame con argumentos, tus nobles conclusiones y de tener alguna razón te la concederé. Pero no argumentes sin observación, datos, pruebas de hipótesis y comprobación como matemático debes saberlo.
    La ciencia es tan exacta que cuando se equivoca desconoce el por qué?
    Saludos Pabstes y recuerda algo: No porque desarrolle con mas elocuencia la ironía, o llenes tus palabras con insultos tienes la razón. jejejejejejeje

    p.d Ahora puedes bloquiar si deseas, al unico que te conversa de este tema, sobre una poblacion de 7 mil millones de personas (aunq no todos con acceso a internet) , y quedarte debatiendo tus imprecisiones solo….Otra bromajajajajajaja

    • The Pabster

      El hombre que se ríe con los dedos no se ríe con el corazón, Don Valderrama. Tanta carcajada mecanográfica, antes que manifestar hilaridad alguna, pone en evidencia tu nerviosismo. De hecho, con cada nueva réplica que haces, más te alejas del asunto inicialmente planteado (si es que alguna vez estuviste cerca) y más te aproximas al balbuceo y al argumentum ad hominem, dejando de manifiesto la gravedad de tu ánimo (no menor que la mía) y la flaqueza de tus razones; que no ha de ser confundida -por cierto- con falta de elocuencia: un hombre puede no saber expresarse, pero lo cierto es que, pese a tu incontinencia verbal, aún estás por exponer alguna razón que deje en entredicho mi perogrullada cuántica. Es más: tu propio alarde de pseudo-cinismo te delata y, situándote de modo inequívoco entre quienes -con toda legitimidad, eso sí- escogen el crecimiento frente a los ideales, viene a confirmar lo acertado de la alternativa que planteo en mi post; si bien al mismo tiempo no cesas de invocar a la diosa Tecnología como coartada moral, descargando así sobre los hombros de inciertos futuribles la solución de problemas planteados por tu elección presente. “Que la técnica desfaga mañana los entuertos que facemos nosotros hoy, y que, cuando hayamos muerto, nos quiten lo bailado.”

      Sea, pues, tu juego; en cuyo caso, y en cuanto a la raíz cuadrada de dos o el número Pi, resulta que no encierran la menor complejidad, y sólo son considerados como “misterios” por quienes no alcanzan a aprehenderlos. Por eso está cojonudo que un hombre que, por más que se descomponga en una diarrea semántica, ni siquiera es capaz de estructurar su propio pensamiento, se considere a sí mismo intérprete del… ¿cómo era..? ¡ah, sí!: “mundo ilegible” (¡toma ya!) de los matemáticos y se crea llamado a hacérselo comprensible con “modelos reales” a la gente. Ahí, mira tú, sí que has estado gracioso.

      Pero no te preocupes: mientras, pese a tu nequicia, sigas siendo inofensivo, no te voy a “bloquiar”. De algún modo tengo que motivar al único economista entre “siete 1.000” millones necesitado de contrastar la validez de su teología con un desconocido bloguero. Ahora, eso sí, no puedo ofrecerte inmunidad contra tu propia suspicacia: recuerda que la ofensa no está en el ofensor, sino en el ofendido; de modo que si mis palabras te parecen insultos, sólo tú sabes por qué.

  4. Gustavo Valderrama R

    jajajajaja muy bueno. Es cierto, probable y posible que no sea yo heredero de Caliopé, pero tampoco puedo galardonarte por escribir con tantos adornos que pareces PAYASO de Circo. Aun asi, te acepto como un dramaturgucho de segunda con grado de alta mediocridad.
    Tambien me he percatado que he logrado “sin acercarme al tema inicial” alejarte a ti del mismo. Veo que sigues tan confundido como cuando iniciastes. Es la Soberbia querido amigo nubla tu Vision y tu potencial.
    Tu padeces claramente de un complejo de superioridad intelectual pero con un muy bajo nivel de inteligencia emocional, que sin conocerte es muy probable que no superes los 25 años, o por el contrario excedas los 65 años. Y si estoy equivocado entonces si necesitas ayuda profesional y deberias cerrar tu blog, pues no tienes la madurez para administrar uno. (Para darte una imagen te me pareces a Sheldon el de la serie de BIG BANG THEORY).

    Pero he decidido dejar tu blog y no porque sea mejor ni peor que otros, si no más bien por “AUTORITARIO” y “COMUNISTA” es lamentable, bochornoso y mediocre, que por el hecho de no pensar como tu, he sido merecedor de tanto cariño y atributos, MIL GRACIAS. jajajajajaja

    Finalmente mi querido Socrates de la Charlataneria te deseo lo mejor, se feliz y ojala te ganes el Nobel de la Termodinamica seguro lo mereces. jajajajajaja

    P.D Antes de recibir el premio recuerda tomarte tu PROZAC, Tafil o el cocktail que tu desequilibrado animo requiera…jajajajajajajaja No te lo tomes tan en serio, todo ha sido broma. jajajajajaja

    Saludos y un abrazo Pabstercito

    • The Pabster

      Bueno, vamos a ver qué cuenta el hombre de la histérica risa digital…

      ¡Ajá! Justo lo que imaginaba: descalificaciones directas y explícitas, gritos, agresividad verbal… Los últimos recursos típicos de un incompetente. No falla: a estos buscarruidos medio paranoicos no hay más que meterles un poco de tralla para que saquen a relucir su carácter. Venía el hombre a por lana y salió trasquilado; y ahora quiere largarse como la zorra de Esopo, aduciendo que las uvas estaban verdes. También dicen que el alacrán, cuando se ve en un peligro mortal, se clava su propio aguijón. Pero yo sigo preguntándome: ¿cómo un sesudo economista, que frecuenta las universidades más prestigiosas del mundo, ha llegado hasta un blog tan insignificante como el mío, una humilde gota en el océano del internet, y ha malgastado su tiempo embarcándose en tan estéril debate? ¡Qué poco caso le deben hacer en su propio círculo! En fin, hay que ser masoquista. Y no es que haya nada de censurable ni de perverso en el masoquismo; lo malo es que va el hombre y se victimiza: ¡pobrecito!, le han caído algunos atributos y menos cariño del que esperaba. Pero ¿qué cariño es razonable esperar cuando se presenta uno en casa del vecino con esas ínfulas y esa fatuidad? Dices que has logrado alejarme del tema inicial; y yo replico: ¿entonces confiesas que era eso lo que intentabas? Pues ahí tienes la prueba inconcusa de que tus palabras no tenían por objeto refutar mis afirmaciones. En cualquier caso, a partir de tu intervención yo me he limitado a aceptar el juego que me proponías, con tus propias reglas. Pero el tema inicial ahí sigue, encabezando este hilo, rotundo e incólume.

      Bueno, hombre, bueno. Pues id en muy buen hora; aunque te reitero que aquí seguirá habiendo cabida para tus desvaríos mientras no ofrezcas mayor peligrosidad que la hasta ahora mostrada. Si bien he de confesarte que con tu último mensaje, una verdadera rendición incondicional, y con tu salva de descalificaciones, me has hecho sonreír aún más que con los anteriores. “¡Comunista!” Eso merece una amplia sonrisa. Mis amigos van a disfrutar lo indecible cuando lo lean; pero, si bien tengo entendido que, en el país que te acoge, tal adjetivo aún se considera una ofensa, la mala noticia para ti es que no ofende quien quiere, sino quien puede.

  5. her javierr

    ¡¡¡que agresividad verbal entre dos intelectuales!!!!, uno formado en las más prestigiosas universidades del mundo (aunque quizá debería volver a la secundaria a que le enseñen un poco de estructura gramatical española, ortografía y redacción, en algún poco prestigioso instituto público español), y el otro formado en la universidad de cádiz y en la universidad del mundo, un “self made man” como pocos.

    leyéndoos pienso dos cosas:

    cuanta erudición y cuan aburridos debéis estar

    saludos sir pabster, realmente sacáis de quicio a vuestros inferiores conciudadanos, (porque resistir los de dramaturgucho de segunda, sin pestañear, indica una seguridad en unos mismo inmesamente sostenible, que no sostenida).

    • The Pabster

      Siempre un placer. Siempre un inmenso (y en esta ocasión, inesperado) placer tener noticias de tan obscuro, modesto y desconocido intelectual, también formado (y de-formado) en la universidad de Cái, y olé.

      No es aburrimiento, dilecto fjberumdez; es verdadero interés por una parte y, por otra, unos saludables ejercicios de retórica (¿o es dialéctida?), que nunca vienen mal para mantener las neuronas en forma y evitar su prematuro envejecimiento. ¡Y el placer! ¿Qué me dices del placer de sacar de quicio a un necio?

      Ojalá tengamos ocasión de vernos algún día, en un futuro no muy lejano.

      Un fuerte abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.